El grupo General Motors destinó el pasado año más de siete millones de dólares (5,3 millones de euros al cambio actual) a retribuir a los tres directivos que ocuparon el puesto de consejero delegado durante el pasado año, según datos de la empresa recogidos por Europa Press. Richard Wagoner, quien inició 2009 como presidente y consejero delegado de General Motors hasta su dimisión a finales de marzo, recibió una remuneración de 2,83 millones de dólares (2,12 millones de euros).