Las acciones de General Motors suben en la preapertura del mercado americano un 1,3% hasta los 28,76 dólares después de que Bear Stearns haya elevado la recomendación sobre el fabricante de vehículos de desempeño inferior a desempleo igual a sus pares. Según el banco de inversión americano, “la relación riesgo-rentabilidad a corto plazo de General Motors parece más equilibrado aunque aún no es atractiva en un momento en el que las acciones se sitúan un 33% por debajo de sus máximos de hace 52 semanas”.