El grupo automovilístico estadounidense General Motors invertirá 500 millones de dólares -364,9 millones de euros al cambio actual- en sus operaciones en Brasil y Argentina para el desarrollo de una nueva generación de vehículos de pequeño tamaño que se destinarán a Latinoamérica y a otros mercados emergentes. El máximo responsable de General Motors, Richard Wagoner, ha señalado que la mejora del ambiente económico en Brasil y Argentina ha sido una de las causas por las que su empresa ha decidido iniciar la siguiente fase de sus inversiones destinadas a crecer en la región.