General Electric Co registró un crecimiento del beneficio ordinario por acción en el segundo trimestre del 12% hasta 52 centavos, o 5.400 millones de dólares, gracias a la buena evolución de sus pedidos. Los ingresos por operaciones ordinarias se elevaron un 12% hasta 42.300 millones. Los pedidos se incrementaron un 32% hasta una cifra récord de 25.000 millones, con una cartera de 18.000 millones con una progresión interanual del 42%. General Electric espera que en el tercer trimestre el BPA de la compañía alcance los 0,54-0,56 dólares, con una progresión interanual del 15-19% y en línea con su anterior previsión.