Gazprom ha cerrado el último trimestre del año con un incremento del 14% en sus beneficios, hasta los 210.000 millones de rublos( 5.960 millones de euros). Los ajustes contables efectuados por el gigante ruso del gas han permitido compensar la caída que habría registrado la compañía en sus ganancias, a causa del descenso de la demanda de gas por las temperaturas más suaves.