El director financiero de Gas Natural, Alberto Valdés Figueroa, ha señalado en Santander que el grupo está abierto a cualquier tipo de operación y que su actual situación financiera le permitiría una capacidad endeudamiento del orden de los 6.000 millones de euros. Valdés ha reconocido que la via hostil dificulta las adquisiciones.
Valdés también considera bajo su actual apalancamiento (del 32-33% frente a más del 50% en la mayoría de empresas energéticas), por lo que la gasista catalana se podría apalancar 'hasta los 6.000 millones', sin tener en cuenta la posibilidad de emitir deuda subordinada, que podría llevar esta cantidad al doble. No obstante, el director financiero ha matizado que en ningún caso sus declaraciones significan que Gas Natural estudie una operación actualmente. Valdés Figueroa, ha reconocido que la via hostil a la hora de efectuar una operación de adquisición "dificulta" el éxito de la misma, y ha avanzado que "la próxima podría ser amistosa". Consolidación del sector Sobre el proceso de consolidación que vive un sector energético 'en ebullición' , ha apuntado que 'algo va a pasar' ahora que 'se ha abierto la veda', en referencia a la oferta de Acciona y Enel por Endesa y a los últimos movimientos en el sector. Tras Endesa, las miradas del mercado se han vuelto a centrar en Iberdrola, Unión Fenosa y Gas Natural SDG SA, sobre todo con la presencia de ACS en Fenosa (40%) e Iberdrola (13%), y la entrada de Albert Frere, vicepresidente de Suez, en Iberdrola con una participación de al menos el 5%. Frere es, con un 8%, el principal accionista de Suez, compañía que recientemente reveló sus intenciones de subir su participación en Gas Natural al 11,3% y que tiene también cerca del 26% de Agbar. En cuanto a la posibilidad de una operación con Iberdrola, Valdés Figueroa ha señalado que su generación hidráulica es 'complementaria' con la de la gasista.