Gas Natural obtuvo en el primer semestre un beneficio neto de 562,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,2% respecto al mismo período de 2007. El beneficio bruto de explotación (ebitda) alcanzó 1.297,2 millones de euros, lo que representa un aumento del 15,1% respecto a los seis primeros meses del año pasado, que se atribuye sobre todo a la actividad de generación en España y México y al crecimiento de la distribución en este primer país y en Latinoamérica en general. La deuda financiera neta del grupo energético se redujo en 720,3 millones de euros entre enero y junio gracias a la generación de caja y se situó en 2.969,2 millones de euros, con un ratio de endeudamiento del 31,1%.
El importe neto de la cifra de negocios ascendió a 6.416,1 millones de euros, frente a 4.990,2 millones en la primera mitad del año pasado (+28,5%). Las inversiones de la compañía presidida por Salvador Gabarró se cifraron en 421,2 millones de euros, de los cuales 396 millones correspondieron a inversiones materiales destinadas principalmente a la generación eléctrica, en concreto a las nuevas centrales de ciclo combinado de Málaga y del puerto de Barcelona. El resultado antes de impuestos creció un 8,47% al pasar de los 766,1 millones de euros del primer semestre de 2007 a 831 millones de la primera mitad de este ejercicio. En su comunicado, Gas Natural destaca que, con estas cifras, el beneficio neto interanual supera por primera vez los mil millones de euros. El impulso de la actividad de generación de electricidad en España permitió alcanzar un ebitda (beneficio bruto de explotación) de 229,8 millones de euros, un 110,4% más que entre enero y junio de 2007. Contribución exterior La actividad de los nuevos activos eléctricos en México aportó un 3,1% del ebitda consolidado y, junto al crecimiento en España, elevó el peso de este segmento de negocio de Gas Natural hasta el 22,9%. La distribución en su conjunto (España, Latinoamérica e Italia) representó un 54,8% del ebitda del grupo energético, del cual la actividad regulada de distribución de gas en España contribuyó en mayor medida, con un 35,2% del total. El ebitda de la distribución de gas en España se situó en 456,9 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,8%, mientras que las ventas aumentaron un 3,7%. En cuanto a Latinoamérica, el ebitda de la distribución de gas alcanzó 231,8 millones de euros, un 12,4% más que en el primer semestre de 2007 gracias a la evolución en Brasil -que representa el 47,1% del beneficio bruto de explotación de esta región- y Colombia, donde el ebitda creció un 10,9% en un año. Respecto a la actividad de electricidad en España, el aumento del 110,4% se debió sobre todo a la mayor la electricidad generada y a los precios del 'pool'. El ebitda del segmento de gas en exploración y producción y transporte y procesamiento se situó en 78,5 millones de euros, un 2,8% menos debido a la desfavorable evolución del tipo de cambio del dólar y a los mayores gastos.