Gas Natural ha procedido a fusionar sus sociedades de servicios y soluciones mediante la absorción por parte de la primera de la segunda, que transmitirá su patrimonio íntegro y que quedará disuelta. Fuentes de la gasista indicaron a Europa Press que la fusión responde a una "simplificación de la estructura organizativa" del nuevo grupo tras la compra de Unión Fenosa y que persigue una "mayor eficiencia" en el funcionamiento de las diversas sociedades de la compañía.