El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha archivado la querella que presentó un accionista minoritario contra el ex presidente de la inmobiliaria Astroc, Enrique Bañuelos, por los presuntos delitos de maquinación para alterar el precio de las cosas y administración desleal. El querellante, Felipe Izquierdo, aseguró que presentará un recurso de apelación contra la decisión de Garzón ante la sala correspondiente de la Audiencia Nacional. Bañuelos compareció ante el magistrado el pasado lunes y defendió la transparencia de las operaciones realizadas durante su presidencia entre Astroc y otras sociedades de su propiedad.
El archivo de la causa se produjo dos días después de que Bañuelos acudiera a declarar como imputado ante Garzón en una comparecencia en la que defendió que la CNMV tuvo conocimiento en todo momento de las operaciones realizadas por Astroc bajo su presidencia. El querellante calificó la decisión del juez de "prematura", al considerar que se ha archivado la causa "sin practicar la totalidad de las diligencias". "La instrucción tiene desde el inicio elementales fallos de procedimiento". Izquierdo considera que la sentencia se sustenta en una "débil fundamentación que denota el poco estudio del asunto" porque es "escasa la prueba que se ha practicado a día de hoy". Izquierdo anunció ayer que iba a pedir la declaración como testigo del vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Carlos Arenillas, entre otras diligencias. Asimismo, el querellante puso de manifiesto que el martes el juzgado le dio traslado de varios documentos presentados por la defensa de Bañuelos sobre los que "me preguntaron el lunes" y un día antes de dictar el archivo de la querella, apuntó.