La petrolera portuguesa Galp Energia anunció el miércoles que va a revisar su plan estratégico para recortar sus flujos de salida de caja en 1.200 millones de euros entre 2009 y 2013.  En una presentación, Galp explica que reestructurará sus inversiones, cancelará adquisiciones, refinanciará proyectos y reducirá su dividendo para reducir costes.  La compañía señaló que como consecuencia del plan estratégico, la tasa de crecimiento anual acumulada del Ebitda será del 12% durante 2009-2013, frente al 15% que la compañía proyectaba anteriormente. Los cambios podrían deberse a los compromisos que tiene la compañía en Brasil. Galp tiene importantes participaciones en grandes yacimientos petrolíferos brasileños y no tiene músculo financiero para desarrollarlos, indican los analistas.