Los futuros americanos anticipan una apertura alcista del principal mercado del mundo tras conocerse que la tasa subyacente de los precios industriales no registró cambios.
Esto, unido al descenso de las ventas minoristas alimenta las expectativas de una próxima bajada de tipos por parte de la FED. A escasos minutos de que suene la campana, el futuro referenciado al Dow Jones de Industriales sube un 0,15%, el del selectivo S&P 500 repunta un 0,08% mientras que el futuro referenciado al tecnológico Nasdaq nada contracorriente y se deja un 0,09%.