Carl Peter Foster, presidente de General Motors Europa, calculó hoy en la presentación de novedades de las marcas del grupo que el mercado del automóvil tardará al menos seis años en recuperar las ventas registradas hace dos años.

Foster hizo esta previsión al tiempo que se mostró optimista con una mejoría de las ventas en Europa en algunos mercados, especialmente el alemán y el francés, reactivados con los incentivos directos aprobados por sus gobierno par ala compra de automóviles.

El presidente de GM en Europa, tras asegurar que el mercado mejorará a medio y largo plazo, al tiempo que habrá un cambio de tendencia de compra hacia coches de menor tamaño, hizo alusión a la situación del grupo en Europa, para el que ha planteado una nueva estructura jurídica ante la extrema situación de General Motors en el mundo.