El banco belga-holandés Fortis obtendrá los 24.000 millones de euros que necesita para hacerse con parte de ABN Amro con una ampliación de capital, que le reportará 15.000 millones, la emisión de deuda (entre 3.000 y 5.000 millones) y la venta de activos no estratégicos (entre 5.000 y 8.000 millones). Fortis se quedará con el negocio minorista de ABN en Holanda y con las actividades de banca privada y gestión de activos en todo el mundo. Sin embargo, mantendrá las dos marcas separadas.
Fortis ha anunciado, junto al español Santander y el británico Royal Bank of Scotland, la presentación de una oferta para adquirir ABN a un precio de 38,4 euros por acción, lo que supone valorar el banco holandés en 71.100 millones de euros, el 13,7% de lo ofrecido por Barclays. En un comunicado, el banco belga-holandés ha explicado que la financiación de la operación está garantizada por Merril Lynch y otras entidades europeas. Además, ha anunciado su intención de convocar juntas generales de accionistas en Bélgica y Holanda para aprobar la ampliación de capital y autorizar al Consejo de Administración a llevar a cabo las citadas emisiones. El método definitivo de financiación será concretado posteriormente, en función de las condiciones del mercado y de la evolución del proceso de oferta. El banco belga-holandés cree que la fusión, que se llevará a cabo en un plazo de 36 meses, acarreará una mejora de su beneficio por acción del 4,3 por ciento desde el tercer año. Destaca las importantes sinergias asociadas a la fusión, de 1.300 millones de euros antes de impuestos, derivadas en un 86% de los costes y en un 14% de los ingresos. El consejero delegado de Fortis, Jean-Paul Votron, ha señalado que esta operación dará lugar a una de las instituciones financieras "más dinámicas y sólidas de Europa" y consideró que garantiza el crecimiento y expansión de las actividades de ABN.