El grupo automovilístico estadounidense Ford invertirá en Brasil 2.400 millones de dólares (1.800 millones de euros al cambio actual) durante el período comprendido entre 2011 y 2015, anunciaron el consejero delegado de la corporación, Alan Mulally, y el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula Da Silva.
Este plan de inversiones para los próximos cinco años supone aumentar en un 9% la partida comprometida anteriormente, que se situaba en 2.200 millones de dólares (1.650 millones de euros), y representa el mayor plan inversor de Ford en Brasil durante sus noventa años de presencia en el país.

Mulally ha visitado en los dos últimos días Brasil y Argentina, ratificando la apuesta de la multinacional por Latinoamérica, donde Ford prevé invertir 3.000 millones de dólares (2.255 millones de euros) hasta el año 2015.

El Brasil, la mayor parte de la inversión se destinará al desarrollo de un nuevo vehículo global, un pequeño todoterreno que se destinará al mercado local y a la exportación. Este coche parte de una plataforma desarrollada en Europa que se utilizará para fabricar 1,6 millones de unidades anuales.

El consejero delegado de Ford explicó que el desarrollo de vehículos y plataformas globales es parte de la estrategia ONE Ford. "La filial brasileña ha demostrado su capacidad de crear grandes vehículos", añadió Mulally, quien precisó que el nuevo coche se desarrollará en el centro de ingeniería de Camacari, el Noreste del país.