El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la desaceleración económica en Europa podría finalizar durante el segundo semestre de 2010 pero mantiene que la actividad en las economías europeas más avanzadas se contraerá este año y el próximo. Para estimular esa recuperación "deberán adoptarse nuevas medidas de política, especialmente en el sector financiero", señala el informe que el FMI presentó hoy en París sobre las perspectivas económicas regionales para Europa. En el caso de los países más avanzados del continente, el FMI proyecta una contracción del 4% en 2009 y pronostica que el crecimiento seguirá siendo negativo en 2010 "aunque a una tasa más moderada del 0,4%".