Rumanía llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial (BM) para obtener un préstamo de unos 20.000 millones de euros escalonado en dos años, informó el miércoles en Bucarest un responsable del FMI. Rumanía es el tercer país de la UE, después de Hungría y Letonia, que echa mano a recursos de instituciones financieras internacionales para enfrentar los efectos de crisis mundial en sus vapuleadas economías. Del monto obtenido, 12.900 millones de euros proceden del FMI, 5.000 millones de la UE y de 1.000 a 1.500 millones del Banco Mundial. El resto provendrá de otras instancias, como el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), precisó el jefe de la misión del FMI en Rumania, Jeffrey Fanks.