La Caja de Ahorros del Mediterráneo sufre otro varapalo, esta vez de manos de la agencia de calificación Fitch que ha decidido bajar su rating tres escalones con perspectiva estable.


Mientras, mantiene en vigilancia 'negativa' la nota 'A-' de Cajastur y Caja Extremadura como consecuencia de la ruptura del proyecto de Banco Base.

Por otro lado, la agencia ha revisado la situación 'en progreso' de la calificación 'BBB+' de Banco de Castilla-La Mancha, integrado en Cajastur, hasta vigilancia con implicaciones 'negativas'.