Fitch Ratings ha rebajado la perspectiva del rating de Catalunya de 'estable' a 'negativa', aunque mantuvo su calificación a largo y corto plazo, en el 'A+' y 'F1', respectivamente, informó la agencia en un comunicado. El cambio en la perspectiva responde a que Fitch contempla que la "incertidumbre continuada" en la economía española puede prolongar el deterioro de los presupuestos que ya se notó en 2008 hasta dentro de "dos o tres años". Repasó la caída de los ingresos por el parón inmobiliario, lo que puede continuar incrementando el déficit público, y añadió la subida del paro, por lo que avisó de que las calificaciones pueden rebajarse en el futuro si hay señales de que Catalunya no podrá recuperar unas cuentas positivas en 2011.