Fitch Ratings ha decidido mantener las calificaciones de crédito de Iberdrola SA (A+ a largo plazo y F1 para el corto) tras el anuncio de la compra de la estadounidense Energy East Corporation por 3.400 millones de euros. Además, la agencia británica mantiene los rating de Scottish Power y los de Energy East, New York State Electric and Gas Corporation, Rochester Gas and Electric Corporation, Central Maine Power Company, Connecticut Natural Gas Corporation y Southern Connecticut Gas Company. Fitch basa su decisión sobre Iberdrola y SPW en el impacto limitado que tiene la transacción propuesta en el perfil financiero de la eléctrica vasca. Iberdrola indicaba en una presentación hoy que 'la transacción cumple los criterios financieros' establecidos en su plan estratégico 2007-2009.