La agencia de calificación Fitch Ratings ha confirmado la calificación de Caixa Sabadell una vez analizada la evolución de la caja catalana tanto en la vertiente económica y financiera como en la de gestión, informó hoy la cuarta caja catalana por recursos de clientes. Así, el riesgo de crédito a largo plazo queda en BBB+ (calidad buena), el riesgo de crédito a corto plazo en F2 (calidad buena) y la calificación individual en C (entidad con perfil adecuado). El outlook es negativo. El informe de Fitch Ratings valora la buena implantación de Caixa Sabadell en el mercado minorista, así como su buena gestión, y también toma en consideración la buena capitalización y liquidez de la entidad.