El grupo automovilístico italiano Fiat cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas netas de 565 millones de euros, frente a un beneficio de 1.541 millones de euros en el mismo período de 2008, informó hoy la compañía, que anunció además la revisión de parte de sus compromisos de inversión. La cifra de negocio de la multinacional con sede en Turín se situó en 36.501 millones de euros entre los pasados meses de enero y septiembre, lo que se traduce en una reducción del 21,4% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente. A 30 de septiembre de 2009, la deuda industrial neta de Fiat se mantenía estable en torno a los 5.800 millones de euros, mientras que la posición de liquidez se había reforzado en 2.000 millones, hasta alcanzar los 8.400 millones de euros.