Fersa Energías Renovables se anotó en el primer semestre un beneficio neto de 1,8 millones de euros, frente a los 61.000 euros del año anterior. La cifra neta de negocio creció un 178% a 9,1 millones se triplicó de 3,3 a 9,1 millones de euros gracias a la mejora del recurso eólico y de la producción de los parques existentes en 2007 y a la entrada en funcionamiento y la adquisición de nuevos parques. Además a esto se suma el importante incremento en el precio de venta de la electricidad respecto al primer semestre de 2007, explica la compañía.