Dentro del imperfecto sector de la construcción, Ferrovial despunta y presume de una mejor situación técnica que el resto de compañeros antes de resultados. ¿Qué estrategias podemos aprovechar en este valor en máximos históricos?

Las acciones de Ferrovial han venido desarrollando un perfecto canal alcista del que, cada vez ve más cerca su resistencia. Los niveles técnicos a vigilar, según Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, son, “por arriba, la resistencia de 11 euros, por máximos anteriores, mientras que por abajo encuentra soporte en 9,77 euros y, sobre todo, en 9,26, que es su soporte de referencia en el medio plazo”. De hecho, en lo que va de año se ha revalorizado un 14,54%. Hoy suma un 1,74% hasta los 10,81 euros, por lo que, hasta su resistencia, sólo le quedaría un efímero 1,75% de subida aunque, hasta cumplir con el precio objetivo que indica FactSet, recorrería un 12,40%.

La compañía se encuentra cotizando en máximos históricos. Sin embargo, Cadiñanos avisa de la sobrecompra acumulada y Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco, avisa de que “ahora es preferible mantener la cautela porque ya no está tan barata”. De hecho, el sentimiento del mercado también comienza a reflejar cautela en el valor. Las últimas recomendaciones de brokers que acumula Ferrovial desde agosto apuntan a las ventas.

COTIZACIÓN 1 AÑO FERROVIAL:



En cuanto a la rentabilidad por dividendo, es la menor de las constructoras cotizadas en el Ibex 35, del 4,23%, sin embargo, por PER, es la más cara del parqué español. Cotiza a 28,81 veces. De hecho, es la quinta acción más cara del selectivo.

Al cierre del mercado Ferrovial rendirá cuentas. Según el consenso recogido por Bloomberg, se espera que durante el tercer trimestre obtuviera una ganancia de 0,19 euros por acción, un 18% menos que en el mismo periodo del año anterior.