El vicepresidente y consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla, ha abogado por tomar medidas que atajen los problemas provocados por el desequilibrio entre los costes del sistema y los ingresos previstos en la tarifa. A su juicio, sigue sin resolverse el “grave desequilibrio económico que tiene el sistema y que supondrá para 2008 un déficit de 4.700 millones de euros”. En este sentido, pide al ejecutivo que afronte este tema porque, de lo contrario, “no es posible la liberalización ni la competencia”.