La Reserva Federal aprobó hoy la transformación inmediata de los dos últimos grandes bancos de inversión estadounidenses, Goldman Sachs y Morgan Stanley, en bancos comerciales. El banco central anunció su decisión en un comunicado, en el que dijo que suprimirá el período habitual de espera de cinco días tras consultarlo con el departamento de Justicia.
De esta forma, con este movimiento, el último paso del Gobierno para solventar la caótica situación financiera por la que atraviesan los mercados, pone a los dos bancos de inversión más importantes bajo la red de seguridad del Gobierno. Además, la FEd también autorizó a l Banco de la Reserva Federal de Nueva York para extender crédito a las filiales de Goldman Sachs, Morgan Stanley y Merrill Lynch en Londres. GOLDMAN, CUARTO HOLDING BANCARIO MÁS GRANDE El grupo Goldman Sachs anunció hoy que se convertirá en el cuarto holding bancario más grande del mundo y será regulado por la Reserva Federal norteamericana. Goldman señaló que moverá sus activos de una serie de negocios estratégicos hacia una entidad llamada GS Bank USA, que tendría más de 150.000 millones de dólares en activos. Así, GS Bank USA será uno de los diez grandes bancos en Estados Unidos con activos totalmente financiados a plazo y disponibles para ser financiados por la Reserva Federal. El Grupo Goldman Sachs es uno de los grupos de inversión más grandes del mundo. Fue fundado en 1869 y tiene su sede principal en el Bajo Manhattan de Nueva York. Además, tiene repartidas múltiples oficinas de gran importancia financiera por todo el mundo. Goldman Sachs actúa como asesor financiero para algunas de las compañías más importantes, grandes gobiernos y ricas familias del mundo y es el enlace primario en el mercado de seguridad del Tesoro de Estados Unidos.