Fannie Mae registró en el primer trimestre una pérdida neta de 11.500 millones de dólares, ó ,29 dólares por acción, superior a pérdida de 23.170 millones, o US$4,09 por acción, del mismo período del año anterior. La compañía atribuyó el resultado trimestral a una menor rebaja contable y reservas para pérdidas crediticias de 236 millones, frente a los 5.700 millones de un año antes. La empresa hipotecaria patrocinada por el Gobierno pidió otros 8.500 millones en ayuda al Gobierno federal.  La empresa informó el lunes que las ventas sumaron 2.900 millones en los tres meses, un descenso del 14% frente a los de un año antes.