El Euro Stoxx 50 cierra un 1,3% al alza hasta 2.835,3 puntos gracias a que los inversores más optimistas vuelven a entrar en el mercado tras las ventas del jueves. Angus Campbell, de Capital Spreads, señala que el temor por las consecuencias de los problemas de deuda de Dubai se ha disipado por ahora y los bancos, las mineras y las energéticas son objeto de un fuerte interés comprador. "El rebote demuestra que el apetito por las acciones todavía es saludable incluso si se presentan contratiempos", apunta. El CAC 40 cerró con una subida del 1,2% hasta 3.721,45 puntos, el DAX sumó un 1,3% hasta 5.685,61 puntos y el FTSE 100 se anotó un 1% hasta 5.245,7 puntos.