El euro repuntaba brevemente frente a otras principales divisas después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, dijese en una improvisada rueda de prensa que el organismo ejercerá una 'fuerte vigilancia sobre la inflación', señal que el mercado interpreta como una subida de los tipos de interés en el mes de septiembre. Hoy, el Consejo de Gobierno del BCE mantuvo el precio del dinero en el 4%. En el momento de las declaraciones, el euro trepó hasta los 1,3675 dólares, frente 1,3661 momentos antes. Sin embargo, el repunte fue fugaz y minutos después bajaba hasta 1,3654 dólares