Par por excelencia que está siendo testigo de los flujos que van desde Europa al otro lado del Atlántico en vistas de que los inversores se arriman siempre al sol que más calienta. El dólar estaba fuerte, sorpresiva y contundentemente, después de meses de reinado de la moneda única y ahora parece haber vuelto a ceder ante la ola de cordura que inunda el viejo continente. Pero, ¿volverá este par a niveles de 1,45 o, por contra, el euro mantiene su tendencia bajista?

El primero de septiembre supuso el comienzo del declive para la moneda única. Bien es sabido que el cierre de agosto es un punto crítico en el mundo del Forex, pero lo cierto es que Europa no parecía muy por labor de cooperar en el sostenimiento de su liderazgo en materia de divisas. El euro se desplomó de la mano de la incapacidad de nuestros políticos de asumir las riendas de la deuda periférica y ante su preocupante habilidad de marear la perdiz entre los distintos parlamentos llegando básicamente a nada.

Con la mesa puesta para cenar euros a precio de saldo, llegaron las dificultades de obtener liquidez en dólares de la banca comunitaria y un plan de estímulo de la mano de la FED que, aún a pesar de ser un QE3, encarriló los ánimos de los inversores espantando el fantasma de la recesión americana. Y con este panorama, el par euro/dólar se dio de bruces con octubre, mes de los suelos, pero también el mes en el que las autoridades europeas parecen haber despertado de su letargo. El miércoles pasado, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duraõ Barroso, ponía sobre la mesa de la eurocámara los puntos clave del nuevo plan de recapitalización bancaria y aceleraba el paso en lo que se refiere al rescate griego. El euro comenzó entonces a remontar el vuelo hasta colocarse donde se encuentra hoy: 1,38 y subiendo. Pero el problema está más cerca de lo que parece: bienvenidos a una importante resistencia, el 1,40, que no parece dejarse quebrantar tan fácilmente.

Y es que todos los expertos coinciden. El 1,40 es el rival a batir para este par que de hacerlo, formaría un suelo, y que de lo contrario mantendría su tendencia bajista y podría retroceder posiciones hasta el 1,32. Según el último consenso de analistas elaborado por Estrategias de Inversión, ya no se verán máximos de 1,45 como no hace semanas atrás, a pesar de que mantiene su fortaleza en el entorno del 1,36. Samuel Sierra, experto en opciones, apunta a un movimiento bajista para los tres próximos meses con una importante resistencia en el 1,40. Quizás es por esto por lo que la media de las casas consultadas no sube del 1,36 (de cara a cierre trimestral), mientras que para el próximo mes lo veremos sufrir cerca del 1,34.

Gráfico explicativo EUR/USD
FUENTE: TECHDIVISAS

En línea con las casas de análisis preguntadas, José Luis Cava, analista independiente, resalta la labor de los ‘cuidadores del mercado’ teniendo en cuenta que ‘al par euro/dólar lo han parado justo en el 1,38; pero mientras se mantenga por debajo del 1,40, la tendencia es bajista y podría volver a retroceder.’

Manteniendo este mismo nivel de resistencia, Sara Carbonell, responsable de Clientes de CMC Markets, llama a minimizar los riesgos en la medida de lo posible ante la extremada volatilidad de los mercados. ‘A corto plazo fijaría el soporte en niveles de 1,3609 y ya el 1,40 como nivel psicológico o de forma más concreta con niveles de 1,3928. Siempre con stop para minimizar riesgos.’

Haciendo una comparativa entre los gráficos del Standard & Poor´s estadounidense y del par euro/dólar a lo largo de la última se puede comprobar –y no precisamente de forma llamativa- la enorme similitud que muestran sus líneas. ‘Estamos viendo en estos últimos días cómo el dólar ha ido cayendo. Un posible QE3 provoca una devaluación del dólar que hace que los inversores se vayan a por otras monedas. El dólar/yen es una buena apuesta. Aunque quizás las subidas del euro han sido un poco desproporcionadas con lo que podemos estar un poco más tranquilos’, asegura Pablo del Barrio, analista de XTB.

Gráfico semanal EUR/USD

FUENTE: YAHOO FINANCE

Gráfico semanal S&P 500
FUENTE: INFOBOLSA

No obstante, y ya metidos en terreno americano, Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital Markets, apuesta claramente por el dólar americano. ‘Habría que decir que de cara al euro/dólar estimamos que se mantenga en el entorno del 1,40. No obstante, donde mejor se ve la debilidad del euro es frente a divisas más débiles como el yen, que casi pierde la frontera de los 100. Quizás es momento de empezar a apostar por el dólar.’

En el extremo contrario,Manuel Domínguez-Blanco, director de Techdivisas, asegura, mucho más optimista con la moneda única, que ‘hasta que no toque el nivel de 1,2680 no habría que ponerse definitivamente bajistas’. La razón que respalda esta consideración es que ‘el canal de tendencia de largo plazo buscaría nuevos mínimos por debajo de 1,20’. Sin embargo,’“el euro ahora mismo puede llegar perfectamente a los 1,40 dólares y, de aquí a final de año, los 1,45 dólares’.

Veremos qué sucede con este par, aunque no sería justo mostrarse demasiado escépticos con su comportamiento. El euro ha hecho los deberes y, a pesar de la tempestad, se encuentra lejos del mínimo que marcó durante el último año en el 1,19 (el 8 de junio del año pasado) y no tanto del 1,49 que firmaba allá por comienzos del mes de mayo. En cierta medida, de la mano de las políticas que se adopten en la Unión Europea depende su recorrido alcista, aunque siempre les quedará el franco suizo, como aquello de París, para quienes prefieran buscarse un refugio hasta que pase la tormenta.

Análisis técnico del EURO/DÓLAR.