El Euribor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, ha vuelto a marcar hoy su máximo anual diario en el 4,935%, lo que aleja de los mercados la expectativa de una bajada de tipos por parte del Banco Central Europeo. El Euribor suele subir cuando las condiciones económicas hacen previsible un alza de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE), aunque la institución los mantiene inalterados desde junio del año pasado, cuando los elevó al 4%. Los repuntes del Euribor durante el mes de abril podrían llevar al indicador a cerrar el mes en el 4,8%, según los expertos, que apuntan diversas causas para esta subida.