El Euribor, el principal indicador para el cálculo de hipotecas, ha vuelto a marcar hoy su máximo anual diario al alcanzar el 4,772%, en una escalada que los analistas atribuyen a la incertidumbre de los mercados sobre el alcance de la crisis financiera. De seguir así, el indicador concluiría el mes en el 4,75% y se colocaría en niveles de diciembre de 2007, cuando cerró al 4,798%. Si el Euribor concluyera el mes de abril en el 4,75%, una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un diferencial del 0,50% contratada en abril del año pasado con revisión anual vería como sus cuotas pasan de los 810 a los 855 euros, lo que supondría un incremento de casi 550 euros al año. También se incrementaría la cuota de las hipotecas que se revisan semestralmente, que pagarían aproximadamente 30 euros más al mes.