Los crecimientos del empleo en tasa interanual serán cada vez menores, de tal forma que en agosto el ritmo que se alcanzará será sólo del 0,2%, según el Avance del Mercado Laboral de Analistas Financieros Internacionales y Grandes Empresas de Trabajo Temporal(AFI-AGETT). Este indicador pronostica también que en junio y julio se registrará un "estancamiento del empleo total" con 20,6 millones de ocupados y que, en los meses posteriores, habrá destrucción de empleo.
El nivel máximo de empleo ya se ha alcanzado, aunque no se prevén para los próximos meses ajustes "tan fuertes" como los registrados en pleno cambio del ciclo, que sitúa entre el cuarto trimestre de 2007 y el primero de 2008. AGETT reitera que a finales de año el número total de desempleados llegará a los 2,65 millones, medio millón de parados más que en 2007 (un 25% más). Al respecto, recuerda que esa cifra es mayor que la registrada en la última desaceleración económica, la del 2002, que finalizó con 138.000 parados más. El informe especifica que la construcción "seguirá siendo el sector recesivo por excelencia" y continuará teniendo un efecto "contagio" sobre el resto de los sectores, especialmente sobre la industria, por las derivadas de suministro. En el caso del sector servicios, este impacto será, de momento, "más limitado". Así, explica que "la construcción lidera la destrucción de empleo, mientras que los servicios lo crean gracias, especialmente, a la rama de la hostelería".