España mantiene su posición de quinto país más atractivo del mundo para invertir en energías renovables, según la última revisión del índice sobre esta materia elaborado por Ernst&Young. España mantiene su posición de quinto país más atractivo del mundo para invertir en energías renovables, según la última revisión del índice sobre esta materia elaborado por Ernst&Young. En concreto, el país se sitúa por detrás de Estados Unidos, Alemania, China e India en la clasificación, y por delante de Italia, Reino Unido, Francia y Canadá. Dentro de la clasificación de atractivo para la inversión a largo plazo en energía eólica, España pierde un puesto con respecto a la anterior revisión, publicada en febrero, y pasa al sexto lugar.