El Gobierno no conseguirá reducir el déficit, que cerró en el 11,2% del PIB en 2009, al 3% que exige Bruselas en 2013, sino que deberá mantener el ajuste presupuestario hasta 2015, según la previsión del nuevo euro indicador de la consultora Ernst & Young. Asimismo, el 'euro índice', elaborado en colaboración con 'Oxford Economics' a través del modelo utilizado por el Banco Central Europeo para sus previsiones trimestrales, constata que la economía española permanecerá aún en recesión este año y estima que el PIB caerá un 0,4%, un décima más de lo previsto por el Gobierno.