España captó 256 proyectos de inversión extranjera directa (IED) en 2007, un 21% más que en 2006, y se convirtió en el cuarto país europeo por número de operaciones de este tipo y en el octavo del mundo, según un estudio de la consultora Ernst & Young conocido hoy. El estudio, facilitado por INTERES, Invest in Spain, señala que España va en paralelo a la trayectoria de los países de Europa occidental y que actualmente está inmersa en un momento de reconversión hacia la captación de proyectos centrados en el sector servicios.