España ocupa el puesto número 42 en el ranking mundial de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial de Davos para 2010-2011
España se sitúa así nueve puestos por debajo de la posición 33 en el que se encontraba el pasado año y se coloca por detrás de países como Puerto Rico o Barbados, según los datos recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

La clasificación, que engloba a 139 países, sitúa a Suiza en el primer puesto seguida de Suecia que, al hacerse con la segunda plaza, ha desbancado a Estados Unidos hasta la cuarta posición. En tercer lugar se encuentra Singapur y en el quinto y sexto puesto Alemania y Japón, respectivamente.

No obstante, otras naciones europeas se sitúan por detrás de España, como es el caso de Eslovenia (45), Portugal (46), Italia (48) o Hungría (52).