“Es la eterna promesa de la Bolsa. Ni el split ni el contra split ni nada de nada. No hay quien la mueva. Ha perdido todo el morbo a pesar de que tuvo casi todo en la mano hace unos años. Ercros ha defraudado de manera constante y metódica las expectativas de sus seguidores en Bolsa.
Pasan los ciclos, buenos y malos, pasan los especuladores en el valor, más ágiles o menos ágiles, pasan las oportunidades y todo sigue igual. Ercros está varada en el desierto de la Bolsa”, dice uno de los asistentes habituales al salón de operaciones de la Bolsa de Madrid. Los resultados, en efecto, decepcionan unas veces, sí, y otras, también. La química catalana Ercros situó sus pérdidas en los 49,5 millones de euros el año pasado, frente a los 203 millones que perdió en el ejercicio de 2008. La empresa achacó estos resultados negativos a la disminución de las ventas por la crisis, ya que hubo un descenso generalizado en todas las divisiones y la facturación total se redujo un 31,7% hasta situarse en los 569,81 millones de euros.

Ahora, el grupo químico Ercros propondrá en la junta general que celebrará en la primera quincena de abril reducir su capital social hasta los 30,2 millones de euros, desde 161 millones de euros, y dotar esa diferencia de 131 millones a reserva voluntaria. La operación, que implicará reducir el valor nominal de las acciones a 0,30 euros desde los 1,60 actuales, es un mero ajuste contable, según la compañía y “no afecta a la las magnitudes operativas, ni tampoco a su situación financiera, ni a su capacidad para generar caja”, dijo.

Ercros justifica la reducción de capital con el hecho de que la cotización media de sus acciones en los últimos tres meseses de 1,4401 euros, inferior al valor nominal, lo que le impediría ampliar capital en el futuro según la normativa actual, limitando “sus posibilidades de acceso a financiación”.

Asimismo, Ercros propondrá la fusión por absorción de sociedades dependientes para simplificar su estructura y procesos administrativos, integrando éstas en una sociedad con prácticamente todas las actividades desarrolladas por el grupo, que van desde la química a la farmacia.

Qué fue de 2009

Ercros aplicó en 2009 un Plan de Ajuste que permitió rebajar sus gastos un 21,3% y, como consecuencia de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en sus plantas españolas los costes de personal descendieron un 8%. Para la reestructuración la química hizo una provisión de 9,85 millones para hacer frente a las indemnizaciones a los afectados.

No obstante, el recorte de los costes fue “insuficiente” para compensar la caída de los ingresos, especialmente significativa en el negocio asociado al cloro, que agrupa secciones como los plásticos y el tratamiento de aguas, directamente vinculados a sectores más afectados por la crisis, como la construcción y la automoción.

La reducción de las pérdidas del ejercicio 2009 se justifica por que la compañía no tuvo que computar nuevas pérdidas por la disminución del valor de los activo que llevó a cabo en 2008 por valor de 198,29 millones, una operación que explica por qué ese año las pérdidas se elevaron por encima de los 200 millones.

El gasto financiero de Ercros se vio reducido a la mitad (-57,4%), hasta los 3,25 millones de euros, por el menor saldo de la deuda financiera neta y por la bajada de los tipos de interés.

La previsiones para 2010 pasan por una mejora “significativa” de las condiciones de mercado, según Ercros, sobre todo en los mercados exteriores. También confía en que la “gran volatilidad” de los precios de las materias primas de principios de 2009 tenga una mayor estabilidad este año.

Ercros, con una plantilla media de 1.819 personas --135 menos que en 2008--, prevé vender este año el negocio de Emulsiones, situado en Alemania, para centrarse en las actividades asociadas al cloro y la química intermedia.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com