Las dos explosiones en una de las centrales niponas tras el terremoto del pasado viernes podrían llevar a Alemania a limitar la vida de las centrales nucleares.

Ante la posible aprobación de esta nueva legislación y con la incertidumbre por un posible accidente nuclear, E.On y RWE están cayendo en la bolsa germana casi un 5%.