Las dos empresas energéticas alemanas repiten entre los tres valores más alcistas del Dax alemán y del Eurostoxx50, con subidas del 3,9% para E.ON y del 3,3% para RWE. Los analistas destacan que tras el triunfo electoral de Angela Merkel, la coalición de cristianodemócratas y liberales podría prolongar la vida de las centrales nucleares.