Enel SpA dijo el martes que su beneficio neto se duplicó en el primer trimestre del año impulsado por sus activos extranjeros, unos mayores márgenes de energía en Italia y una inyección de 970 millones de euros por una opción de venta. La compañía agregó que su deuda neta aumentó hasta 50.800 millones por las adquisiciones realizadas.  Enel dijo que espera mantener un "adecuado nivel de rentabilidad" en 2009. La compañía con sede en Roma dijo que su beneficio neto subió a 1.910 millones de euros entre enero y marzo frente a 947 millones en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos bajaron a 14.900 millones, un 1,5% menos. Enel dijo que el resultado bruto se explotación, o Ebitda, aumentó un 14% a 3.850 millones desde 3.37 millones en el mismo periodo de 2008.