La eléctrica italiana Enel ha completado la adquisición por 105 millones de euros de tres centrales hidroeléctricas en México a la firma SLAP II Luxembourg, controlada por Conduit Capital Partners y Qualita Comexhidro. Esta operación supone su entrada en el "prometedor mercado" de este país latinoamericano, según dio hoy a conocer la compañía a través de un comunicado. Las plantas, que se hallan en los estados de Michoacan, Jalisco y Guerrero y empezaron a operar entre los años 2003 y 2007, cuentan con una potencia instalada de 52 MW y se caracterizan por su capacidad para producir energía con un bajo impacto ambiental.