Endesa tiene previsto instalar en el domicilio de sus más de 13 millones de clientes en un periodo de seis años, entre 2010 y 2015, un nuevo sistema de telegestión eléctrica que, según explica la compañía en un comunicado, será pionero en España. Los nuevos aparatos, presentados hoy en la sede de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), sustituirán los contadores eléctricos tradicionales y se adalantarán en tres años al plazo legal establecido.