Pese a que la compañía registró elementos extraordinarios positivos, se pudo apreciar cierta debilidad durante el primer trimestre de 2017, por lo que se espera una intensa recuperación en este periodo.

Según informa Renta 4, la compañía Endesa podría experimentar mejoras gracias a una mayor hidraulicidad, menores precios mayoristas y cierta mejora esperada en el negocio de gas.

Se espera que el EBITDA crezca un 13,6% con respecto a datos del pasado año, hasta situarse en los 798 millones de euros. El beneficio neto esperamos que repunte un 24,5% recogiendo la buena operativa.

Aunque la compañía se encuentra por debajo de los objetivos Renta 4, estaremos pendientes de los comentarios que podrían hacer y cuáles son sus previsiones en este sentido. Con unas inversiones que se estima rondarán los 350 millones de euros y el pago del dividendo en enero, se espera un crecimiento de la deuda neta de un 10%, hasta los 5.476 millones de euros, que todavía se encuentra en niveles muy contenidos.