La dirección de ENCE ha planteado un conjunto de medidas, que negociará con el comité de empresa de su planta en Huelva, para superar la situación económica actual y acometer un plan de reestructuración que consolide el futuro de la planta onubense y que implica importantes inversiones. Con la aplicación de las medidas resultantes del plan de viabilidad, ha indicado la compañía en un comunicado, se sientan las bases para afrontar los altos costes de producción de la fábrica onubense, debidos fundamentalmente a la necesidad de importar el 50 por ciento de la madera que consume.