En medio de la opa por Abertis, Atlantia ha ganado uno de los mayores contratos de carretera de Chile, tras competir contra otros grupos. 

Según ha publicado el diario Expansión, la compañía a través de su filial Chilena Grupo Costanera, se ha adjudicado el contrato de construcción y explotación de la Americo Vespucio Oriente, una autopista subterránea en la capital del país, uno de los mayores proyectos actualmente en liza en este mercado, por un importe de 500 millones de euros.

Esta nueva operación servirá para reforzar la posición de la empresa en Latinoamérica, donde opera actualmente con 313 kilómetros de vías de pago a través de su filial, participada al 49% por un fondo de pensiones de Canadá. Recordar que en la opa, Atlantia se comprometió a traspasar a Abertis la gestión de sus activos en esta región, eso sí, sin especificar el precio de esta transacción.

Respecto al contrato, como informa el diario Expansión, dicho consiste en que Atlantia se compromete a la construcción y explotación de una autopista urbana, de 5,2 kilómetros de longitud, que pasará de forma subterránea bajo una zona del este de la ciudad de Santiago. Así se pretende mejorar la fluidez del tráfico.

Ferrovial, China Harbour, el consorcio formado por Sacyr y OHL, fueron los cinco grupos que compitieron junto a Atlantia para conseguir la adjudicación de esta construcción.