Un grupo de entidades japonesas públicas y privadas ha alcanzado un acuerdo con Bolivia para la producción de litio, un material requerido para las baterías de los vehículos híbridos y eléctricos, informa hoy el diario nipón "Nikkei". El acuerdo incluye la cooperación tecnológica y financiera, así como la construcción de infraestructuras para la producción de litio. La iniciativa permitirá la explotación conjunta del Salar de Uyuni, considerada la mayor reserva mundial de litio, situada en Bolivia. No obstante, extraer material de ese lugar requiere tecnologías más avanzadas que las utilizadas en otras reservas, según el "Nikkei". Una misión comercial nipona, que incluye representantes de los grupos Mitsubishi, Sumitomo y Japan Oil, visitó la pasada semana el país latinoamericano, ocasión que aprovechó para hacer la propuesta sobre la operación.