La compañía presidida por Fernando Azaola obtuvo un beneficio atribuible de 50,9 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, un 55% más que en el mismo periodo de 2006, según comunicó a la CNMV. El grupo de ingeniería explicó que en estos nueve meses su cifra de negocio ascendió a 1.100 millones de euros, lo que supuso un aumento del 60,4%, en parte por la mayor contribución de su filial de paneles solares fotovoltaicos.