La ciudad de Shanghai, capital financiera y económica de China, registró una bajada del turismo extranjero del 9,34 por ciento interanual en el primer trimestre del 2009, hasta los 1,09 millones de turistas,por la crisis financiera, informó hoy la agencia oficial Xinhua. El nivel de ocupación de los hoteles shanghaineses alcanzó el 43,3 por ciento en los primeros tres meses del año, lo que supuso un 10 por ciento menos que en el mismo periodo del 2008. El Buró Municipal de Turismo de Shanghai culpó de la bajada de turistas foráneos a la caída de la demanda provocada por la crisis financiera mundial, sobre todo en Estados Unidos y la Unión Europea. Las visitas de extranjeros a China cayeron el año pasado un 1,4 por ciento, hasta los 130 millones, que la Administración Nacional de Turismo de China atribuyó también a la crisis, cuyo efecto no pudo evitar la afluencia extra de visitantes con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto.