El turismo suizo sufrirá este año su peor descenso desde 1945, con un retroceso del 6,7 por ciento de las pernoctaciones hoteleras, según previsiones publicadas hoy. El sector verá este verano un retroceso del 7,2 por ciento en las pernoctaciones, lo que constituye la mayor caída estacional desde hace 27 años, según los datos de la secretaría de Estado (Ministerio) de Economía (SECO) y el Instituto de Investigaciones Bakbasel. El informe destaca que después de años de crecimiento del sector, la crisis económica mundial y la apreciación del franco suizo frente al euro afectarán al turismo de la Confederación Helvética. "La demanda extranjera bajará un 9,5 por ciento en verano, mientras que la suiza se reducirá un 3,9 por ciento", señalaron.