El tráfico de la aerolínea franco-holandesa Air France-KLM cayó el 9,4 por ciento en marzo pasado, hasta quedarse en 5,6 millones de pasajeros, ante el "fuerte deterioro del contexto" económico, indicó hoy la compañía. La caída afectó a todas las zonas en las que opera Air France-KLM y vino acompañada de una "disminución significativa" de los ingresos unitarios, señaló la aerolínea en un comunicado. El coeficiente de ocupación se redujo 5,5 puntos hasta situarse en el 75,5%, mientras que la compañía redujo un 3% sus capacidades. En los destinos europeos, las caída del tráfico fue del 9,8%, mientras que en América se situó en el 6,9%.